Stylegent
Deja de alimentar tus sentimientosFoto, Getty Images

A veces, comer tiene muy poco que ver con tu hambre real y, en cambio, está directamente relacionado con los desencadenantes emocionales. Nuestras emociones pueden tener una poderosa influencia en nuestras acciones, especialmente comer. De hecho, un estudio en Medicina psicosomática confirmó que las personas tienden a consumir alimentos para automedicarse con sentimientos de estrés o ansiedad. Si la pérdida de peso es uno de sus objetivos, entonces aplicar técnicas para controlar la alimentación emocional definitivamente lo ayudará.

Según mi colega Natalie Shay, experta especializada en estrés, alimentación emocional y psicoterapia, estas son las tres formas más importantes de detener la alimentación emocional:

1. Toma conciencia de tus verdaderas señales de hambre
La forma más fácil de saber si realmente tiene hambre es beber un vaso de agua antes de una comida. Esto lo ayudará a ver si está deshidratado o si siente hambre de verdad.


Natalie recomienda comenzar su viaje de curación creando una escala de hambre que vaya de uno a 10: uno representa cuando te sientes tan hambriento que no puedes pensar con claridad, y 10 representa cuando te sientes tan lleno que no puedes moverte. Antes de comer una comida o merienda, calcule su nivel actual de hambre. Al final de su comida, escriba nuevamente su nivel actual de hambre. Intenta quedarte entre cuatro y seis antes de comer y seis y ocho después. No deberías estar tan lleno que todo lo que quieres hacer es dormir.

2. Conozca exactamente qué emociones impulsan su alimentación
Tome nota de lo que experimenta emocionalmente durante y después de comer. ¿Estas aburrido? ¿Triste? ¿Enojado? ¿Solitario? Intenta ser honesto contigo mismo (sin ser duro contigo mismo), y recuerda, desarrollar la autoconciencia es un primer gran paso.

3. Aprende a dejar de castigarte cada vez que comes algo que intentas evitar
Sé consciente de los mensajes negativos que te envías a ti mismo y comprométete a no darte más palizas. La forma más fácil de comenzar esto es pasar una semana escribiendo cualquier pensamiento negativo sobre usted en un cuaderno. A lo largo de este proceso, debe ser paciente y honesto.


Investigación publicada en Revista internacional de nutrición conductual y actividad física muestra que mejorar la imagen corporal puede mejorar la efectividad de los programas de pérdida de peso basados ​​en la dieta y el ejercicio. El diálogo interno positivo no solo es bueno para el alma, sino que también es excelente para la cintura.

Cada uno de estos ejercicios no debería tomar más de cinco minutos. La clave es escribir exactamente cómo te sientes en este momento, sin pensarlo o editarlo. Recuerde, aunque la comida se siente como su enemigo a veces, una vez que se da cuenta de sus acciones, verá lo simple que es romper viejos patrones y liberarse de la alimentación emocional.

Para complementar los consejos de Natalie, estos son algunos de los míos:


1. Stick a la mesa
Muchos de nosotros nos recompensamos al final del día alzando los pies y tomando un bocadillo mientras miramos nuestra comedia favorita o nos ponemos al día con Facebook y correos electrónicos. Desafortunadamente, este comportamiento nos impide prestar realmente atención a cuánto comemos. Según una investigación reciente, pasar tiempo frente al televisor está relacionado con un mayor consumo de refrigerios y bebidas no saludables, sin mencionar que es más probable que la publicidad estimule su apetito por las indulgencias dulces si ya tiene un plato de comida frente a tú. En cambio, planifique sus comidas y refrigerios con anticipación y disfrútelos en la mesa. Descubrirás que no solo comes menos, sino que eres más consciente de cuándo parar.

2. Equilibrarse
Una comida glicémicamente equilibrada de proteínas, grasas y carbohidratos de bajo índice glucémico mantendrá estable el azúcar en la sangre y ayudará a prevenir los antojos incesantes. Recomiendo disfrutar de un batido de proteínas para el desayuno y un segundo como merienda a media tarde.

Para un mejor control del apetito a la hora de las comidas, intente consumir su proteína primero, sus verduras en segundo lugar y cualquier carbohidrato con almidón al final (recomiendo consumir esta última solo una vez al día). Por supuesto, asegúrese de completar su comida con una grasa saludable, como una cucharada de aceite de oliva, una cucharada de almendras picadas o ¼ de taza de aguacate, para mantenerse lleno por más tiempo.

Natasha Turner, N.D. es una doctora naturista,Stylegent columnista de revista y autor de los libros más vendidosLa dieta hormonal yLa dieta de la hormona sobrealimentada. Su último lanzamiento,El programa de sensibilidad a los carbohidratos, ahora está disponible en todo Canadá. También es la fundadora de Clear Medicine Wellness Boutique, con sede en Toronto, y una invitada habitual enEl Dr. Oz Show. Para obtener más consejos sobre el bienestar de Natasha Turner, haga clic aquí.

-Artículo publicado originalmente en enero de 2012.

Cinco maneras de ahorrar dinero al ralentizar tu vida

Cinco maneras de ahorrar dinero al ralentizar tu vida

Siete maneras de obtener dinero mientras se limpia la primavera

Siete maneras de obtener dinero mientras se limpia la primavera

Pregúntele a un experto en dinero: ¿Cuánto dar a la caridad? ¿Cómo salir de la deuda?

Pregúntele a un experto en dinero: ¿Cuánto dar a la caridad? ¿Cómo salir de la deuda?