Stylegent
Etiqueta de nombreIstockphoto

Para muchos de nosotros, caminar en un espacio lleno de gente es suficiente para provocar un ataque de pánico instantáneo. Ya sea una reunión del comité, una reunión de trabajo o simplemente una fiesta en la que no conoces a nadie, tu corazón late más rápido, tu boca se seca y, en lugar de unirte, estás buscando un lugar seguro para esconderte.

El obstáculo: La creación de redes es aterradora para muchos de nosotros. Sentimos una sensación instantánea de aislamiento cuando entramos en una habitación llena de caras desconocidas. Pero no puede permitirse el lujo de encogerse en una esquina o encontrar excusas para no aparecer. Las mujeres a menudo se convencen de que los eventos de networking son una pérdida de tiempo, pero en realidad brindan la oportunidad de construir relaciones, sin importar la ocasión. Aprovechar estas oportunidades puede incluso significar la diferencia entre estar atrapado en un trabajo sin salida y hacer la conexión que conduce al lugar de trabajo de sus sueños.

La solución:


Decide a quién quieres conocer.
Mezclarse con amigos es más fácil que buscar extraños, pero no te hará una sensación de networking. En cambio, sé audaz. Apunte a las personas que tienen influencia. Antes del evento, revise la lista de asistentes y diga a sí mismo: "Me gustaría hablar con él" o "Me gustaría conocerla". Ese tipo de enfoque centrado lo pondrá en la mentalidad de la reunión gente nueva.

Da un paso adelante con una actitud positiva.
Lucille Ball dijo una vez: "Ámate a ti mismo primero y todo lo demás encaja". Cuando hagas tu entrada, piensa en lo que tienes para ofrecer. Ponte de pie y repite un mantra mental sobre ti mismo, una oración que te da confianza. Podría ser: "Me invitaron a formar parte de este comité porque tengo el conocimiento financiero que este grupo necesita". O "Soy brillante, atractivo y divertido, y no puedo esperar para conocer gente nueva".

Haz tu acercamiento.
Una vez en la sala, acércate a las personas que quieres conocer, dales la mano, preséntate por tu nombre (incluso si llevas una etiqueta con su nombre) y comienza la conversación. A la gente le encanta hablar de sí misma, así que ponlos en marcha. Se abrirán ante ti si les preguntas casi cualquier cosa: "¿Cómo estás disfrutando este evento?" "¿Qué te trae aquí esta noche?" "¿Disfrutaste del orador?" "¿Cuánto tiempo has estado en este comité?" Una vez que comienzas a hacer preguntas, aprendes sobre la otra persona y comienzas a establecer una buena relación e inmediatamente te quitas la presión.


Diviértete un poco.
Cuando sabes algo sobre la otra persona, puedes decidir qué decir sobre ti que será interesante para ellos. Supongamos que está hablando con un ejecutivo que se acaba de unir a su empresa y dice que está entusiasmado con este nuevo mandato. Puedes compartir con él el trabajo que has hecho para construir el grupo de talentos u otros logros recientes que hayas tenido. O tal vez mencionó un viaje o pasatiempo reciente con el que puede relacionarse y usar para resaltar su lado divertido y extrovertido. La clave es hacer que chatear sea agradable. El secreto profundo y oscuro sobre las redes es que las personas quieren divertirse. Quieren disfrutar de sus encuentros y beneficiarse de ellos. Así que ríe, abre y presume tu verdadero ser. Sé apasionado también. La verdadera pasión refleja energía, vitalidad y entusiasmo.

Mira al futuro.
Para aprovechar al máximo su trabajo en red, es una buena idea cerrar su diálogo con los "próximos pasos". ¿Quiere volver a ver a esa persona? Si es así, dilo. Y sugiera un momento, un lugar o una oportunidad para tomar un café, trabajar en un proyecto o conocerse mejor. Esta es su estrategia de seguimiento. La creación de redes puede ser el comienzo de algunas relaciones excelentes y duraderas; solo tienes que ser lo suficientemente valiente para comenzar la conversación.

Para más consejos, lea el libro de Judith Humphrey Hablando como un líder o visite thehumphreygroup.com.

Te retamos a no sonreír: cinco momentos famosos que te harán feliz

Te retamos a no sonreír: cinco momentos famosos que te harán feliz

Tendinitis

Tendinitis

Cinco formas en que los alimentos pueden prevenir el envejecimiento

Cinco formas en que los alimentos pueden prevenir el envejecimiento