Stylegent
espalda, ajuste, mujer, atleta, tonificadoimágenes falsas

Si está buscando una espalda digna de presumir, no cometa el error común de ejercitar solo sus músculos "espejo": los bíceps, el pecho y los abdominales. Para crear una vista trasera bien formada y un perfil sexy, debes incluir ejercicios que apunten al hombro trasero y la espalda. (También son excelentes para combatir la postura erguida).

Agregue estos tres ejercicios de esculpir la espalda a su entrenamiento y observe cómo las cabezas giran cuando sale de una habitación.

1. Bola de estabilidad golpe de pecho
Acuéstese boca abajo sobre una pelota de estabilidad con su ombligo en la parte superior de la pelota y sus pies anclados a la base de una pared. Coloque su torso paralelo al piso, con el cuello en una posición neutral, y alcance los brazos por encima. En una inhalación, jale los codos hacia afuera y hacia atrás y levante el pecho a una posición vertical que imite la acción de un derrame cerebral. Exhale cuando regrese a la posición inicial. Mantenga las piernas y la cabeza quietas durante todo el ejercicio. Pruebe dos series de 10 repeticiones.


2. Fila de pie
Coloque una banda de ejercicio de forma segura a un pomo de la puerta, o envuélvala alrededor de un pilar. Con una mano en cada extremo, extiende tus brazos frente a ti, manteniendo la banda tensa. Lleva los codos hacia atrás y lleva las manos a las caderas apretando los omóplatos, luego regresa a la posición inicial. Mantenga las piernas y el torso quietos. Para un desafío adicional, pon las caderas en cuclillas hacia abajo y hacia atrás mientras los codos se retiran y ponte de pie mientras los brazos vuelven a la posición inicial. Para un desafío aún mayor, cuando te levantes de la sentadilla, levanta una pierna hacia un lado, a unos centímetros del suelo con la rodilla apuntando hacia adelante. Pruebe dos series de 10 repeticiones.

3. Lanzamientos de pelota
Arrodíllate con el trasero sobre los talones frente a una pelota de estabilidad y coloca los antebrazos en la superficie de la pelota más cercana a ti. Manteniendo los brazos en su lugar, gire la pelota hacia adelante hasta que su cuerpo forme una línea recta desde las rodillas hasta los hombros. Contrae tus abdominales y tira de los codos hacia atrás para volver a la posición inicial. Pruebe dos series de 10 repeticiones.

Barb Gormley es entrenador personal certificado y escritor independiente de salud y estado físico. Puede contactarla en www.barbgormley.com.

Combatir el calor

Combatir el calor

Cinco razones para deshacerte de tu entrenador personal

Cinco razones para deshacerte de tu entrenador personal

Por qué deberías comenzar a correr y cómo hacerlo

Por qué deberías comenzar a correr y cómo hacerlo